¿Cómo puedo mejorar las finanzas de mi familia?

Familia

Muchos canadienses dicen “Quiero mejorar las finanzas de mi familia”, pero sus acciones no lo reflejan. La mayoría de los casos, es porque estos individuos carecen del conocimiento que necesitan para tener éxito. ¿Le gustaría que su familia estuviera en mejor forma financieramente hablando? La mayoría de la gente admite fácilmente que hay espacio para mejorar cuando se trata de las finanzas familiares. El problema es que cuando se vive de sueldo en sueldo o cuando se está luchando por pagar una deuda, puede ser difícil identificar soluciones para hacer esas mejoras.

“Con el aumento del costo de la vida, criar una familia es caro. Para mantener las finanzas del hogar en el buen camino [ENG], es necesario tener un plan y estar constantemente buscando maneras de salir adelante, financieramente hablando”, dice Jeff Schwartz, director ejecutivo de Consolidated Credit Counseling Services of Canada.

No hay mejor momento que el presente para mejorar la situación financiera de su familia. Uno de sus mayores gastos puede ser la deuda que tiene. ¿Puede imaginar la libertad que tendría si se deshiciera de su deuda? Podemos ayudarlo. Llame a uno de nuestros consejeros de crédito capacitados al (844) 330-5612 o revise nuestro análisis de deuda gratuito en línea.

Si alguna vez ha dicho “Quiero mejorar las finanzas de mi familia”, a continuación encontrará algunas formas de hacerlo.

Aprenda acerca de la elaboración de presupuestos

Haga un inventario de todas sus cuentas financieras, deudas y tasas de interés. Si no tiene un presupuesto familiar, aquí es donde tiene que empezar. Cree un presupuesto mensual completo que describa todos sus gastos necesarios contra sus ingresos. Asegúrese de hacer un seguimiento de sus ingresos y gastos cada mes para medir su progreso y la exactitud de su presupuesto. Hacer esto puede darle una visión clara de cómo puede lograr sus metas financieras con el tiempo.

Establezca metas

Es mucho más fácil lograr las cosas si se fijan metas. Específicamente, necesita establecer metas y determinar una estrategia para llegar a ellas. Establecer metas simultáneas a corto y largo plazo. ¡Puede hacer ambas cosas a la vez! Además, le ayuda a frenar sus hábitos de gasto cuando tiene metas específicas en mente.

Ejemplos de algunas de las metas financieras personales que podría incluir:

  • Comprar una casa
  • Pagar un préstamo estudiantil
  • Establecer un fondo de emergencia

Cuando se gasta dinero con intención, nada se desperdicia. Empiece a ahorrar más de lo que gasta en pequeños placeres a corto plazo. Será más feliz a largo plazo.

Pague la deuda

Cuando está en la tienda, listo para hacer una compra, ¿haría la compra aún si el artículo fuera considerablemente más caro de lo que pensaba? Eso es básicamente lo que sucede cuando deja que la deuda siga acumulando intereses. Literalmente paga más que el precio de la etiqueta en el momento de la compra. Pague la deuda para liberar su flujo de efectivo y para evitar el estrés que la deuda pone en una familia.

No olvide la jubilación y la educación

Aunque parezca que su jubilación y/o la educación post-secundaria de su hijo están muy lejos, le conviene empezar a ahorrar lo antes posible. En ambos casos, usted querrá hacer todo lo posible para evitar la acumulación de deudas durante estas etapas de la vida, y eso se logra con los ahorros.

Conviértase en un planificador

“El éxito en el manejo del dinero proviene de la adopción de buenos hábitos. Un excelente hábito que mejorará enormemente las finanzas de su familia es convertirse en un planificador [ENG]. Esto incluye planear con anticipación sus gastos, pero también planear con anticipación cosas como sus comidas, el consumo de energía en el hogar, e incluso cuándo y dónde piensa cargar su auto”, dice Schwartz.

Participar en el gasto impulsivo significa que muy posiblemente usted está gastando más de lo que debería para ciertos artículos. No olvide que la conveniencia casi siempre viene con una prima adjunta que puede realmente forzar su presupuesto doméstico.

Un plan de gastos va de la mano con un presupuesto personal y una planificación financiera para el futuro.

Converse sobre dinero en casa con más frecuencia

No deje que el dinero se convierta en un tema tabú en su casa (ya que sólo se habla de él cuando es una fuente de estrés). Hable sobre el dinero regularmente con su cónyuge en un ambiente positivo, donde pueda compartir sus puntos de vista y avanzar hacia sus objetivos.

Se trata sobre abrir las líneas de comunicación con su cónyuge y enseñar a sus hijos que la comunicación sobre el dinero es una parte importante del buen manejo del dinero en una familia.

Suscríbase a la filosofía “ahorrar ahora, gastar después”

Otro hábito que debe adoptar es el de la paciencia. No caiga en la filosofía de comprar ahora y pagar después, que a menudo viene con la acumulación de deudas. Más bien, empiece a aplazar las compras hasta que tenga el dinero en efectivo y pueda pagarlas en función de sus asignaciones presupuestarias.

Consiga toda la ayuda financiera que pueda

Puede ayudar a su presupuesto familiar a ir más lejos si puede aumentar sus ingresos. Eso no significa necesariamente que tenga que salir y conseguir un trabajo a tiempo parcial (¡aunque eso seguro que ayuda!). Asegúrese de aprovechar todos los créditos fiscales disponibles, los subsidios y otras ayudas financieras a las que tenga derecho. Sea proactivo e investigue las oportunidades federales, provinciales y municipales.

Reconozca la importancia del ahorro

¿Qué haría en caso de una emergencia? ¿Tiene algún ahorro para cubrir gastos o reparaciones inesperadas? ¿Cómo cubriría sus gastos mensuales si hubiera una interrupción o reducción de sus ingresos mensuales?

Acostúmbrese a incluir ahorros todos los meses para evitar tener que recurrir al crédito para cubrir estos costos. Hágalo automáticamente (es decir, a través de su empleador o de su institución financiera para convertirlo en un hábito que pueda mantener a largo plazo).

Adquiera un seguro

Es esencial asegurarse de que su familia esté debidamente asegurada. Averigüe por los seguros de salud, vida, auto y casa/arrendatarios para asegurarse de que ha cubierto todas sus bases. Revise lo que su empleador ofrece y luego recargue el resto, según sea necesario. Busque formas de reducir los costos de su seguro (por ejemplo, un paquete, mejoras en el hogar para reducir los costos, etc.)

Comprométase con la educación financiera como una familia

Anime a sus hijos a aprender sobre conceptos financieros. Son lecciones de vida que los prepararán para el éxito en el futuro. Pueden aprender sobre cosas como el ahorro, el crédito, cómo funcionan las tarjetas de crédito y las inversiones básicas juntos como una familia.

También, involucre a sus hijos para que aprendan sobre el dinero a un nivel apropiado para su edad. Realice juegos de dinero para que puedan empezar a aprender a manejar bien el dinero. Con los niños mayores, involúcrelos en la casa y deles una asignación. Pueden traducir el concepto de horas trabajadas por el dinero ganado.

Si está listo para hacer de “Quiero mejorar las finanzas de mi familia” más que un sueño, podemos ayudar. Empecemos. Póngase en contacto con uno de nuestros consejeros de crédito capacitados al (844) 330-5612 o revise nuestro análisis de deuda en línea gratis hoy.

¿Listo para disfrutar de estar libre de deudas? ¡Llámenos al (844) 330-5612 para hablar con un onsejero de crédito capacitado hoy!

¿Cuál es el monto total de sus deudas de tarjetas de crédito?

Proporcione algunos detalles sobre usted.