15 consejos para elaborar un plan de manejo de deudas por su cuenta

Plan de manejo de deuda

¿Intenta eliminar la deuda por su cuenta? Siga estos consejos para hacer planes efectivos de manejo de deudas

Los siguientes consejos pueden ayudarle a elaborar un plan de manejo de deudas gratuito si intenta resolver los problemas de deudas por su cuenta. Si tiene problemas o no puede desarrollar un plan efectivo y cómodo por su cuenta, estamos aquí para ayudarle. Podemos evaluar su deuda y su presupuesto para identificar la mejor manera de salir de la deuda. La asistencia profesional a menudo hace que la eliminación de la deuda sea más rápida, fácil y asequible.

Consejo No. 1: Siempre pague a tiempo, nunca haga malabares con las facturas

Para mantener su puntaje de crédito, debe cumplir con los requisitos de pago mínimo de todas sus deudas cada mes. El incumplimiento de cualquier pago resultará en penalidades que sólo se suman a lo que debe. Si no hace un pago en más de 30 días, se creará un ítem negativo en su reporte de crédito. El historial de crédito es el factor más importante que se utiliza para calcular su puntaje de crédito. Por lo tanto, un pago atrasado puede tener un impacto significativo.

Esto significa que la base de cualquier plan de manejo de deudas que usted haga debe ser cumplir con sus pagos todos los meses. Si no puede encontrar una manera de hacerlo por su cuenta, debe buscar ayuda inmediatamente. No espere a que su deuda arruine su crédito.

Consejo No. 2: Hable con sus acreedores para negociar tasas más bajas

El primer paso que debe hacer es reducir los tipos de interés aplicados a sus deudas tanto como sea posible. Esto minimiza el costo de salir de la deuda y facilita llegar a cero más rápido, porque puede concentrarse en el saldo principal (que es la deuda real que debe). Eso significa llamar a sus acreedores para negociar una tasa de interés más baja en cada una de sus cuentas.

Consejo No. 3: Concéntrese en una deuda a la vez

Si no quiere usar opciones especiales de pago, necesita implementar un plan estratégico de reducción de deuda. Esto significa enfocar la mayor cantidad de efectivo posible para pagar una deuda de tarjeta de crédito a la vez. Por lo general, usted debería centrarse primero en la deuda con la mayor Tasa de Porcentaje Anual (APR, por sus siglas en inglés).

Realice algunos cálculos para ver cuánto tiempo le llevará salir de la deuda. Para obtener una estimación, sume su deuda, promedie sus tasas de interés y seleccione su programa de pagos; si no lo sabe, elija un 2% estándar.

Si nota que le llevará más de 36 pagos, tal vez quiera considerar algunas opciones de pago especiales. Estas opciones de alivio podrían facilitar pagar lo que debe.

Consejo No. 4: Considere las transferencias de saldos, pero no abuse de ellas

Si la negociación no obtiene los resultados que desea con sus acreedores, puede considerar una transferencia de la deuda. Aquí es donde usted abre una nueva tarjeta de crédito especializada para la transferencia de saldos. Le permite transferir los saldos existentes por una tarifa nominal. El beneficio es que estas tarjetas ofrecen períodos introductorios de 0% APR, cuando puede pagar la deuda sin intereses.

La duración del período introductorio varía según su puntaje de crédito, generalmente de 6 a 18 meses. El objetivo es eliminar toda la deuda que transfiere, más las tasas, antes de que finalice el período introductorio. Calcule cuidadosamente al transferir un monto de deuda, para asegurarse que pueda cancelarla antes de que termine el período introductorio.

Si hace una transferencia de saldo sólo para una parte de su deuda, considere esta tarjeta como la primera en la que debe concentrarse en eliminar. Le ahorrará dinero ya que los pagos son completamente libres de intereses.

Consejo No. 5: Reduzca los gastos discrecionales

La reducción de la deuda y los pagos por transferencia de saldos son más eficaces con más efectivo. Así que, cuanto más pueda recortar en otros gastos, más flujo de efectivo tendrá para salir de la deuda. Aquí hay algunos consejos para reducirlos:

  • Minimice las cuentas de servicio de streaming (películas, TV, música, juegos)
  • Cancele o suspenda los servicios que puede hacer usted mismo (jardinería, cuidado de la piscina, limpieza de la casa)
  • Reduzca el número de veces que cena afuera y lleve su almuerzo al trabajo
  • Cancele su membresía del gimnasio y haga ejercicios en casa

Tenga siempre presente que recortar lo más posible acelera su plan de manejo de deudas. Sin embargo, no haga el equivalente financiero de una dieta extrema; puede llevar a derroches de dinero. Siempre intente hacer un plan que pueda mantener.

Consejo No. 6: No descuide sus ahorros

Una cosa que no debería recortar para eliminar la deuda es el ahorro. Siempre debe hacer un esfuerzo por ahorrar, piense en ello como una factura que se debe a sí mismo. Lo ideal es ahorrar entre el 5 y el 10% de los ingresos mensuales de su casa. Sin embargo, al menos debería ahorrar algo cada mes. De otra manera, vivir de cheque en cheque lo expone al aumento de la deuda gracias a una emergencia o gasto inesperado.

Necesita tener ahorros y contribuir a ellos para cubrir los gastos imprevistos en caso de emergencia. Esto significa que no debe recortar los ahorros para pagar las deudas. No debería tener que gastar cada centavo para salir de la deuda de manera efectiva; si tiene que hacerlo, significa que necesita otra solución.

Consejo No. 7: Aumente los pagos a medida que libere el flujo de efectivo

Cada vez que elimina una deuda de la tarjeta de crédito, elimina esa factura. Eso le da más dinero para pagar la siguiente deuda. Aunque puede usar el efectivo liberado para volver a realizar algún gasto discrecional o relajar su necesidad de hacer un presupuesto, es mejor invertirlo en pagar sus deudas.

Manténgase comprometido a pagar sus deudas y a eliminar sus saldos.

Consejo No. 8: Compare el pago de préstamos de consolidación de deudas

Además de las transferencias de saldos, puede utilizar un préstamo de consolidación de deuda para consolidar la deuda. Este es un préstamo personal de baja tasa de interés que utiliza para pagar sus tarjetas de crédito. Usted pone en cero todos los saldos de sus tarjetas de crédito, dejando sólo el préstamo para pagar.

Con un buen crédito, puede calificar para una tasa de interés baja alrededor del 5%, o por lo menos querrá una tasa por debajo del 10%. Vaya a Internet para comprobar las tasas de préstamo actuales y compare el costo estimado con otras opciones. Incluso con el préstamo, vaya por los pagos más altos que pueda permitirse para saldar su deuda lo antes posible.

Cuando compare las opciones mientras construye un plan de manejo de deudas, concéntrese en dos factores:

  1. Tiempo para pagar
  2. Costo total (incluidos los intereses y las tarifas)

Esto requiere algunos cálculos, pero es esencial para obtener el plan de pago más rentable y oportuno posible.

Consejo No. 9: Deje de gastar hasta que pague lo que debe

Lo último que necesita es tener más deuda para pagar mientras está en el proceso de liberarse de ella. Eso significa que debe comprometerse a dejar de gastar mientras paga su deuda. No tiene que renunciar a las tarjetas de crédito para siempre, pero al menos tiene que volver a cero primero. Es la única manera de volver al punto en el que puede usar el crédito sin intereses.

Aunque utilice transferencias de saldos o préstamos de consolidación, resista la tentación de gastar hasta que pague la deuda. De lo contrario, corre el riesgo de acumular saldos y empeorar su problema de deuda en lugar de mejorarlo. Su objetivo era llegar a cero para poder recuperar la estabilidad y no volver a endeudarse.

Consejo No. 10: Trate con el proveedor de servicios para las facturas médicas

Además de la deuda de tarjetas de crédito, puede que también tenga cuentas médicas sin pagar. Las colecciones médicas son un gran negocio y una gran causa de daños al crédito para millones de personas. Por lo tanto, debe incorporar el pago de deudas médicas en su plan de manejo de deudas.

Consejo No. 11: Nunca recurra a soluciones de financiamiento alternativo

Las soluciones financieras alternativas (AFS, por sus siglas en inglés) se refieren a cualquier fuente de préstamos no tradicional. Se trata básicamente de préstamos sin verificación de crédito, como préstamos de día de pago. Estas opciones de financiación ofrecen una aprobación instantánea, de modo que puede ser aprobado incluso si ya tiene más deuda de la que puede manejar. El problema es que los gastos de financiación son altos, normalmente 30 dólares por cada 100 dólares financiados. Además, las tasas de interés pueden llegar a ser extremadamente altas, como por encima del 300%.

Aunque usted pueda estar tentado de usar una AFS si no puede conseguir otro financiamiento, ¡no lo haga! Los préstamos de día de pago y otras opciones de AFS sólo empeoran una mala situación de deuda. Pueden parecer una buena idea para cubrir una necesidad de dinero rápido. Sin embargo, cuando usted ya está luchando para llegar a fin de mes, hay pocas posibilidades de que pague el préstamo antes de que esos cargos financieros y tasas de interés notoriamente altas entren en vigor.

Consejo No. 12: Evite acciones que lo dejen en una situación peor

Lo que no quiere hacer al eliminar la deuda es tomar medidas que lo pongan en una posición financiera más débil que cuando comenzó. Hay varias formas de pagar las deudas de las tarjetas de crédito que perjudican su perspectiva financiera general.

  1. No utilice su 401(k) u otra cuenta de retiro. Si tiene una 401(k) a través de su empleador o una cuenta IRA privada, no la utilice para pagar la deuda de su tarjeta de crédito. Ese dinero necesita quedarse para crecer y así tener estabilidad financiera más adelante. El uso de sus fondos ahora conlleva penalidades por retiro anticipado. E incluso si devuelve el dinero después, ha perdido ese tiempo para que crezca. Por lo general no vale la pena el beneficio de la eliminación de deuda por los ahorros que pierde.
  2. No cubra una deuda no asegurada con una deuda asegurada o un préstamo hipotecario. Un préstamo sobre el valor líquido de la vivienda le permite pedir un préstamo contra el capital de su casa. Ese es el valor de la propiedad menos el saldo restante de su hipoteca. Algunas personas usan esta opción, porque es más fácil obtener una tasa de interés baja con un puntaje de crédito más bajo. Sin embargo, esto se debe a que utiliza su casa como garantía. Si no cumple con los pagos de este préstamo, el banco puede ejecutar la hipoteca y quitarle la casa. Simplemente no vale la pena el riesgo añadido.

Consejo No. 13: Sea oportuno en admitir que una solución no está funcionando

Si intenta algo y ve que no funciona, no espere para probar otra cosa. Recuerde, cuanto más lo posponga y retrase el pago de lo que debe, más dinero será desperdiciado en intereses y más se endeudará. El tiempo no está de su lado cuando tiene una deuda que pagar.

Si intenta una solución de deuda y no le proporciona los beneficios que necesita, no espere a intentar otra cosa. Si un período introductorio de transferencia de saldos está a punto de terminar y todavía tiene un saldo, considere los préstamos de consolidación. Del mismo modo, si no puede mantenerse al día con los pagos del préstamo, no espere a que se produzca una falta de pago para buscar ayuda.

Consejo No. 14: No deje que las emociones le impidan pedir ayuda

En su mayoría, la gente suele preferir resolver los problemas de manejo de deudas por su cuenta. Sin embargo, eso no siempre es fácil de hacer. En muchos casos, buscar asistencia profesional es más rápido, fácil y rentable que resolver los problemas de deudas por su cuenta. Por lo tanto, si agota todos los consejos anteriores y todavía no encuentra una forma efectiva de pagar lo que debe, pida ayuda.

No deje que el orgullo, los sentimientos de vergüenza ante su situación o la desconfianza hacia los demás le impidan obtener la ayuda que necesita. Sólo asegúrese de que la compañía con la que trabaje sea de buena reputación, que le ofrezcan un buen valor por su dinero y con un historial de ayuda probado.

Una de las soluciones más eficaces que la gente utiliza si no puede resolver los problemas de deudas por sí misma es la consejería de crédito al consumidor.

Consejo No. 15: Asegúrese de comprobar su crédito una vez que haya terminado

No importa cómo se vea su plan de manejo de deudas una vez que lo tenga elaborado, siempre revise su crédito una vez que esté hecho. Las dificultades financieras no suelen ser buenas para su puntaje de crédito, pero salir de la deuda sí lo es. Esto significa que debe revisar su reporte de crédito una vez que termine para asegurarse de que refleje su nuevo estado libre de deudas.

  1. Revise para asegurarse de que todos los estados de cuenta estén pagados y actualizados
  2. Asegúrese de que cualquier pago que aparezca como no realizado, realmente no se haya hecho
  3. Revise las cuentas de cobros para ver si fueron eliminadas o figuran como pagadas; también revise para asegurarse de que no se le haya pasado ninguna cuenta que pueda haber terminado en cobros.

Básicamente, está buscando errores y fallos que podrían dañar su puntaje de crédito. Si encuentra alguno, haga una disputa para que se eliminen. Luego, empiece a reconstruir su crédito si el período de dificultades le causó algún daño.

Si tiene problemas para manejar las deudas de tarjetas de crédito, estamos aquí para ayudarle.

Hable gratis con un consejero capacitado.

¿Cuál es el monto total de sus deudas de tarjetas de crédito?

Proporcione algunos detalles sobre usted.