Cómo elegir una buena tarjeta de crédito

Tarjetas de crédito

No todas las tarjetas de crédito son creadas de la misma manera. Todo, desde los límites de crédito, intereses y tarifas, hasta las recompensas e incluso el servicio de atención al cliente al que contactará cuando tenga un problema, debería ser un factor a la hora de elegir una buena tarjeta de crédito para sus hábitos de gasto.

Elegir la tarjeta de crédito correcta es a menudo un juego de estrategia. Tener la combinación perfecta puede ayudarle a alcanzar el éxito financiero.

Esta información es para que los consumidores que están luchando con las deudas puedan encontrar la mejor tarjeta de crédito. Si tiene dificultades, es probable que no cualquier tarjeta de crédito le ayude.

En su lugar, necesita resolver sus problemas inmediatos antes de que pueda hacer un plan para seguir adelante. Nosotros podemos ayudarle, llame a Consolidated Credit hoy al (844) 330-5612.

Los factores clave en una buena tarjeta de crédito

La gente se mete en problemas cuando no presta suficiente atención a los detalles. Ve un anuncio de una nueva tarjeta y parece que ofrece unos grandes programas de recompensas, pero termina con una tarjeta de crédito con altos cargos y términos que no esperaba.

Como resultado, tiene una tarjeta que no funciona exactamente de la manera que quería. Entonces tiene que cambiar su estrategia alrededor de la cuenta, en lugar de encontrar una tarjeta que se ajuste a la estrategia que quiere.

Factores clave que debe tener en cuenta al solicitar una tarjeta:

Tasa de interés. Asegúrese de mirar la tasa introductoria y (más importante) lo que sucede una vez que la tasa introductoria expira. Conozca las tasas de interés para las transferencias de saldo, los adelantos de efectivo y la APR de penalización que se aplicaría si no realiza un pago.

Cargos. Trate de evitar las tarjetas con altos cargos anuales y preste atención a cualquier cargo adicional que pueda ser relevante para lo que necesita. Por ejemplo, un cargo alto por transferencia de saldo puede no significar mucho si está usando la tarjeta para hacer compras, pero realmente importará si está usando la misma tarjeta para consolidar su propia deuda.

Recompensas. Son esenciales para el uso estratégico de una buena tarjeta de crédito. Con la combinación correcta de tarjetas de crédito de recompensas, puede asegurarse de que todas sus compras a crédito le den algo a cambio. Entonces, mientras maneje la deuda de manera efectiva, básicamente obtiene una ventaja cada vez que usa el crédito en lugar de efectivo. Considere las ofertas de tarjetas de crédito como los bonos de inscripción y los servicios de conserjería.

Límite de crédito. Este es definitivamente un factor que puede afectar su decisión, si el emisor del crédito realmente le hace saber el límite por adelantado. Tenga en cuenta que el límite suele estar vinculado a su puntaje de crédito, por lo que es posible que no pueda determinar el límite de crédito hasta que realmente sea aprobado para la tarjeta.

30 días vs. renovable. Este factor se centra en cómo se paga la deuda en cada ciclo de pago. Una tarjeta de crédito renovable significa que usted sólo paga un porcentaje de lo que debe. Con una línea de crédito de 30 días, tiene que pagar el saldo total al final del ciclo de pago. Por lo general, esto no funciona si desea hacer compras grandes.

Calidad del servicio al cliente. Debe asegurarse de que, si tiene un problema, recibirá el servicio y el apoyo que necesita para resolverlo. Si ha tenido una mala experiencia con un proveedor o ve en Internet que la empresa tiene un gran volumen de quejas, es posible que le convenga una tarjeta diferente.

La combinación correcta de tarjetas de crédito

Tarjetas de crédito

Una vez que comienza a utilizar el crédito estratégicamente, es casi natural que tenga más de una cuenta. La idea es conseguir tarjetas que sirvan para diferentes propósitos. Utilice la mejor tarjeta de su arsenal para cada cargo que necesite hacer.

Con eso en mente, puede ser una buena idea tener al menos una tarjeta que posea cada una de estas características:

  • Interés bajo, límite alto. Esta es la tarjeta que debería usar cuando debe hacer una gran compra o una serie de compras que pueden no ser pagadas en el primer mes. Querrá que las compras que se paguen con el tiempo tengan el menor interés posible, para que no cuesten más con el interés añadido por cada mes que pasa.
  • Un alto porcentaje de recompensas en efectivo en ciertas compras. Esta tarjeta le permite hacer estratégicamente ciertos tipos de compras que pueden ganar hasta un 5 por ciento de devolución en efectivo en algunos casos. Cuanto más dinero en efectivo pueda ganar, mejor.
  • Devolución de efectivo en todas las compras. Otras tarjetas de devolución de efectivo ofrecen menos devolución de efectivo, pero se aplica a cualquier compra que haga, sin restricciones. Esto le permite obtener recompensas, incluso si está comprando algo que no entra en la categoría correcta para sus otras tarjetas de recompensas.
  • Tarjetas de gasolina. Tener una o más tarjetas de crédito que se puedan usar en las gasolineras puede ser ventajoso. Puede reducir o recuperar sus gastos mensuales de combustible. En muchos casos, incluso puede obtener recompensas por hacer pequeños gastos también.
  • Recompensas de viaje. Encuentre al menos una buena tarjeta de crédito que le permita ganar millas de viaje para que pueda reducir el costo de los viajes en avión de sus próximas vacaciones familiares. Y revise los cargos por transacciones en el extranjero.
  • Tarjetas de crédito de transferencia de saldos. El uso de transferencias de saldos puede ser una forma inteligente de manejar la deuda. Se asegura que el saldo pendiente crezca lo más lentamente posible con intereses añadidos. Así, usted hace compras en sus tarjetas de recompensas que pueden tener una tasa de interés anual superior al 20 por ciento, pero luego transfiere los saldos a una buena tarjeta con una tasa mucho más baja. Tenga cuidado con los cargos y condiciones.

¿Qué hay de las tarjetas de tiendas?

Las tarjetas de crédito de tiendas tienden a ser unas de las tarjetas de crédito más peligrosas de usar. Esto se debe a que generalmente tienen tasas de interés más altas y plazos más difíciles de cumplir. Como resultado, el manejo de la deuda de las tarjetas de tiendas puede ser difícil y problemático incluso para los consumidores más inteligentes. Teniendo esto en cuenta, en general es mejor rechazar las tarjetas de tienda si le ofrecen una.

Dicho esto, si compra en tiendas con clubes de membresía casi exclusivamente y la apertura de una cuenta de la tienda le da acceso a descuentos especiales y otras recompensas que de otra manera no obtendría, entonces puede que le convenga abrir la cuenta. ¡Sólo tenga cuidado con la deuda!

Si tiene una cuenta en una tienda, páguela por completo cada vez que haga cargos en ella, sin falta. Tenga cuidado de no gastar en exceso. Habrá muchos incentivos que empezará a recibir como miembro.

Algunas tiendas grandes enviarán ofertas especiales a los titulares de sus tarjetas casi a diario. Recuerde, sólo porque haya una oferta no significa que tenga que comprar. Adquiera esas ofertas estratégicamente, sólo compre lo que realmente necesite y lo que pueda pagar en su totalidad cada mes.

No importa qué tarjetas tenga, debe manejar la deuda

Esta es la regla número uno que debe seguir para cualquier estrategia efectiva de tarjetas de crédito. No importa qué tarjetas tenga, pague la deuda rápidamente. Elimine su deuda por completo cada mes para que pueda comenzar el siguiente ciclo de facturación con un saldo en cero. Si decide arrastrar un saldo, mantenga una cantidad de deuda manejable. Debe ser capaz de poder pagarla factiblemente en unos pocos meses. Más que eso es demasiado.

Si tiene deudas de tarjetas de crédito, llámenos al (844) 330-5612 para hablar con un consejero de crédito.

¿Cuál es el monto total de sus deudas de tarjetas de crédito?

Proporcione algunos detalles sobre usted.